¿Cómo utilizar herramientas de gestión local de activos críticos en una subestación eléctrica?

Smart GridLeave a Comment on ¿Cómo utilizar herramientas de gestión local de activos críticos en una subestación eléctrica?

¿Cómo utilizar herramientas de gestión local de activos críticos en una subestación eléctrica?

La gestión de activos se basa en el monitoreo de datos relacionados a la operación de los activos eléctricos en una subestación. Entre estos podemos encontrar los equipos de corte, transformadores y equipos de protección y control. Esta información es usada para evaluar el estado de los activos, con el fin de optimizar su vida útil y reducir fallas de mal funcionamiento de los equipos.

¿Cuáles son los pasos para iniciar la gestión de activos en una subestación?

La gestión de activos se inicia en la lectura de parámetros de operación necesarios para evaluar el estado de cada uno de los activos. Estos parámetros son todos aquellos valores físicos que pueden ser medidos y cuantificados, tales como: temperatura, presencia de gases o cantidad de aperturas y cierres. Es importante determinar qué parámetros tienen que ser medidos basados en su importancia en el funcionamiento del activo. Por ejemplo, medir la temperatura exterior en los devanados de un transformador se encuentra directamente relacionado a la carga eléctrica del transformador. Por lo que la medición de este parámetro determina la capacidad operativa de este equipamiento. Sin embargo, la temperatura exterior en un elemento de corte como un interruptor, no necesariamente determina su capacidad de operación, pero la cantidad de aperturas y cierre sí entrega información importante para el mantenimiento.

Una vez determinados los parámetros a medir, es necesario recolectar los datos a través del uso sensores especiales. Estos sensores pueden ubicarse directamente en los equipos en el patio de llaves, como los sensores de temperatura y gas en los trasformadores. Usualmente los sensores únicamente convierten valores físicos como temperatura, en estados de corriente representado en miliamperios, por lo que es necesario utilizar equipos intermedios que transformen esta data de corriente en valores digitales que puedan ser transmitidos mediante medio serial o TCP. Para casos variables, como cantidad de operaciones, estos parámetros pueden ser recolectados desde las unidades de control y protección de los equipos de corte.

El siguiente paso, luego de la medición, es la transferencia al servidor de gestión. Estos servidores reciben los datos de operación de campo para su procesamiento mediante herramientas de gestión. Estas herramientas evalúan los parámetros de operación y determinan si se cumplen las condiciones que ameriten una intervención en el activo. Por ello, los servidores de gestión modernos utilizan herramientas que permiten la visualización de indicadores de alarmas o alertas mediante correo electrónico, lo cual facilita el planeamiento preventivo y correctivo de una subestación.

¿Qué arquitecturas de gestión de activos existen?

Una empresa eléctrica se encuentra compuesta por varios tipos de infraestructura eléctrica, por lo cual, existen dos grandes formas de gestionar esta data necesaria para la gestión de sus activos:

La primera es la gestión de activos centralizada, la cual implica que todos los datos provenientes de los activos eléctricos son enviados a un único servidor de control. Por ello, esta arquitectura contempla servidores centralizados con alta capacidad para el almacenamiento y procesamiento de data operativa. Esta arquitectura requiere de servicio de comunicación continuo con todas las instalaciones.

La segunda forma, es la gestión de activos descentralizada, la cual involucra la gestión y análisis de datos en cada una de las subestaciones o instalaciones eléctricas. A diferencia de la primera arquitectura, el procesamiento y almacenamiento se da de forma local en las instalaciones eléctricas. Por lo cual, los requerimientos de almacenamiento y procesamiento se reducen, así como la necesidad de un sistema de comunicación remoto.

Es importante notar que ambas arquitecturas no son excluyentes, ya que una combinación de ambas permite realizar un preprocesamiento de datos y organización local, la cual, a su vez, reporta a un servidor principal. Esta arquitectura híbrida permite reducir capacidad de procesamiento central (ya que la data viene pre-procesada) y reducir el impacto de escenarios de perdida de comunicación.

Por último, las subestaciones modernas también involucran un alto componente de equipos electrónicos inteligentes (IED por sus siglas en inglés). Los cuales integran el servicio de monitoreo de las condiciones óptimas de los equipos de patio descritos anteriormente. Sin embargo, por su naturaleza digital, estos IEDs también tienen información de estado de comunicaciones y estado del funcionamiento de los equipos. Motivo por el cual las herramientas modernas de gestión deben integrar sistemas que permitan recibir este tipo de información digital mediante el uso protocolos estándares como SNMP, entre otros.

Si deseas tener más información de cómo implementar gestión de activos en tu subestación eléctrica, no dudes en contactarnos escribiendo a acarrasco@procetradi.com

¡No olvides descargar el artículo completo!

Descarga el detalle
Somos una empresa de ingeniería con más de 23 años de experiencia realizando consultoría, implementando y supervisando proyectos tecnológicos en el sector eléctrico, minería, agua y saneamiento, telecomunicaciones y gran industria.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back To Top